Donald Trump está planeando las estrategias para abalanzarse en la guerra comercial contra China

La Administración de Donald Trump, Presidente de EE.UU, está estudiando la posibilidad de lograr que China cancele préstamos que adquirió de inversores estadounidenses hace un  siglo atrás para ganar terreno en la guerra comercial en la que se encuentra con ese país asiático.

Se refiere a una deuda de una gran cantidad de bonos que adquirió la entonces República de China en 1913 y que la actual República Popular China se niega a reconocer desde su proclamación en 1949.

La creadora y presidenta de la Fundación Estadounidense de Tenedores de Bonos (ABF, por sus siglas en inglés) Jonna Bianco, se reunió con el mandatario estadounidense, para lo cual expresó, “con Trump el partido cambia por completo porque es una persona de EE.UU. primero Dios lo bendiga».

El objetivo de a lograr de dicha entidad es que EE.UU. adquiera la deuda de los titulares de esos bonos, ya que supera el billón de los dólares, en el caso de que, China se rehusé a pagarlos, se aseguraran de aplicar las medidas correspondientes en contra del gigante asiático.

Pekín, como parte de las negociaciones para recuperar Hong Kong, se comprometió en 1987 a pagar las deudas a titulares británicos de bonos chinos imperiales, mucho más antiguas que las de propietarios estadounidenses.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments